¿Tienes alergia al níquel? Consejos de nuestro alergólogo en Barcelona

Según nos informa nuestro alergólogo en Barcelona, la alergia al níquel es una de las causas más frecuentes de consultas por dermatitis de contacto que recibimos en nuestra clínica de alergología. Y, aunque este tipo de alergia cutánea no se pueda curar del todo, gracias a su contrastada experiencia, nos explica que sí que se puede tratar de manera efectiva siempre y cuando conozcamos sus síntomas, sepamos qué hacer para aliviarlos y aprendamos a reconocer y a evitar el contacto con aquellos elementos que contienen este metal.

Hoy desde nuestra clínica de alergología en Barcelona, vamos a darte algunos consejos para que afrontes de manera adecuada tu alergia al níquel y puedas reducir al máximo las molestias que te provoca.

Níquel: qué es y dónde lo encontramos

En botones y cremalleras, pendientes y pulseras, relojes, cosméticos y detergentes, utensilios y otros objetos de uso cotidiano como las llaves y las monedas… El níquel se encuentra en cientos de elementos de nuestro entorno, incluso en algunos que nunca habríamos llegado a imaginar como el humo de los cigarrillos, el agua y los teléfonos móviles, entre otros.

Cuando hablamos de alergia al níquel, debemos asociarla a reacciones relacionadas con el contacto, y aunque existe la creencia de que esta alergia puede estar provocada por el consumo de alimentos ricos en níquel, nuestro médica especialista en alergología es muy claro al respecto y lanza un mensaje muy tranquilizador: el consumo de alimentos que contienen níquel en ningún caso puede acarrear consecuencias negativas para nuestro organismo aunque seamos alérgicos a este metal.

Nuestro alergólogo en Barcelona nos cuenta a continuación cuáles son los síntomas principales de la alergia al níquel para que aprendamos a reconocerlos y a tratarlos.

Síntomas del alergia al níquel y diagnóstico

Algunos estudios afirman que una de las posibles causas de la alergia al níquel es la deficiencia de filagrina, una proteína que se encuentra en la capa córnea de la piel, que la deja más expuesta y favorece que sufra una mayor sensibilización a ciertos metales como el níquel.

Como todas las alergias, la alergia al níquel se produce gradualmente y, a medida que el individuo se expone a la sustancia, su sistema inmunitario se sensibiliza más y la reconoce erróneamente como “dañina”, reaccionado como si fuera un agente nocivo, lo que provoca ciertos síntomas.

Uno de dichos síntomas alérgicos más comunes es la aparición de lesiones en la piel en forma de dermatitis y con picor asociado. La alergia al níquel afecta sobre todo a las manos, por el contacto directo con el metal, pero también puede aparecer en otras zonas de la piel y, dado que se trata del mayor órgano del cuerpo humano y también el más sensible, los efectos pueden ser muy molestos.

Además de la dermatitis, algunos pacientes pueden presentar otros síntomas como:
• enrojecimiento e hinchazón de la piel
• aparición de vesículas con contenido líquido, y que sale al romperse formando costras

Si experimentas algunos de estos síntomas, no dudes en acudir a nuestra clínica de alergología en Barcelona para que podamos realizar todas las pruebas diagnósticas necesarias para evaluar si eres o no alérgico y el grado de reacción que tiene tu cuerpo ante  al alérgeno. El diagnóstico de la alergia al níquel se realiza mediante unas pruebas epicutáneas que consisten en la colocación de parches en la espalda del paciente a los que se realiza seguimiento durante unos días.

Cómo evitar la alergia al níquel

Una vez hayamos comprobado la existencia de una dermatitis de contacto por níquel, nuestro alergólogo en Barcelona te recomendará el tratamiento más adecuado en función de tu nivel de alergia, y te informará además de en qué sustancias está presente este metal y qué alternativas hay para evitarlo.

Mientras tanto, te dejamos aquí unos consejos a poner en practica para empezar a evitar reacciones al níquel si crees que eres alérgico:

  1. Evita el contacto directo con el níquel, prestando especial atención a las piezas de joyería. Antes de comprar, asegúrate siempre de cuál es su composición. Opta por objetos que no contengan níquel como, por ejemplo, objetos de aluminio, acero inoxidable, oro amarillo, hierro, platino o plata de ley.
  2. Evita ponerte ropa con cremalleras, botones y cierres metálicos.
  3. Utiliza utensilios y herramientas con mangos de madera o plástico.
  4. Desarrolla una rutina de cuidado de la piel. Las personas alérgicas suelen tener la piel seca, lo cual aumenta los brotes y las molestias. Hidrata tu piel a diario con cremas después del baño y no te expongas a ambientes muy húmedos o extremadamente secos.
  5. Antes de lavarte, desecha los 2 primeros litros de agua, ya que durante la noche se libera níquel en las tuberías y podría afectar a tu dermis.
  6. Compra una funda para el teléfono o tablet que cubra las partes hechas de metal.

Siguiendo estas recomendaciones de nuestro alergólogo podrás minimizar los efectos de la alergia al níquel de manera bastante efectiva, sin embargo, antes de empezar a cambiar totalmente tus hábitos de vida, te recomendamos acudir a nuestra clínica de alergología en Barcelona donde disponemos de profesionales expertos en tratamientos en reacciones alérgicas menos conocidas pero muy frecuentes, como la alergia a protésicos y a metales como el níquel.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies