¿Alergias alimentarias en primavera? Nuestro alergólogo en Barcelona te da la respuesta

La primavera es sinónimo de picores nasales, enrojecimiento de los ojos y muchos estornudos, pero nuestro alergólogo en Barcelona quiere hacer hincapié en un tema poco explorado: las alergias alimentarias en esta época del año. Así como lo lees. La Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI) calcula que entre el 6 y el 17% de la población europea sufre algún tipo de alergia alimentaria caracterizada por hinchazón, urticaria, vómitos, e incluso, cuadros de anafilaxia. De los 120 alimentos identificados como causantes de reacciones alérgicas, se ha podido concluir que la leche de vaca, el trigo, el huevo, el pescado, los mariscos y los frutos secos son, en ese orden, los protagonistas de la gran mayoría de afecciones. En la primavera, cuando aumenta el consumo de yogures, productos envasados y ultraprocesados, es normal que se acuda a la clínica de alergología Barcelona en busca de ayuda para detectar el origen de una molestia estomacal o cutánea. A continuación te detallamos las principales características de los alimentos que pueden causar rechazo en tu organismo.

Leche de vaca

La leche y sus derivados contienen unas 25 proteínas altamente antigénicas, es decir, sustancias extrañas que estimulan la activación de alarmas en el sistema inmune. Nos referimos sobre todo a la caseína y al suero presentes no solo en la leche de vaca sino también en la de oveja, cabra y búfala. Con el sistema inmunitario generando gran cantidad de anticuerpos, el organismo se vuelve más proclive a infecciones y alergias. En este último caso se manifiestan con manchas rojas, sensación de picazón alrededor de la boca, tos y vómitos. Este cuadro alérgico es diferente de la intolerancia a la lactosa que se debe a la ausencia de la enzima digestiva lactasa. Al no poder digerir alimentos con lactosa, el cuerpo produce más gases de lo habitual, diarrea y alteraciones gástricas.

Trigo

Presente en el pan, las galletas, el cuscús y cientos de productos de bollería, el trigo es uno de los ingredientes básicos de nuestra alimentación. La alergia alimentaria al trigo es muy poco común y se manifiesta con picores e irritación en la cara, obstrucción del tracto gastrointestinal y eccemas en la piel. Estas reacciones son tardías, es decir, se presentan unas horas o un día después del consumo. No se puede confundir con la intolerancia al gluten o enfermedad celiaca por lo que es muy importante acudir a la clínica de alergología Barcelona para realizar las pruebas de alergia adecuadas.

Huevos

La alergia alimentaria al huevo es una de las más frecuentes en la infancia. Se manifiesta, sobre todo, en los dos primeros años de vida con picor en boca y paladar, ronchas y habones por la piel, rinitis y/o conjuntivitis, dificultades respiratorias y crisis de asma. En los casos graves puede causar shock anafiláctico. El organismo reacciona frente a las proteínas presentes en la clara por lo que es necesario formular un tratamiento de desensibilización alimentaria o inducción de tolerancia oral al huevo. En el 80% de los casos, la alergia desaparece y el paciente puede llevar una vida normal ingiriendo todo tipo de comidas que lleven este ingrediente.

Pescados y mariscos

Primavera es temporada de caballas, boquerones, centollos, langostas y cabezudos, entre otras especies, pero para muchas personas puede ser motivo de consulta médica. Presente en las células musculares del animal, la parvalbúmina es la proteína responsable de los cuadros alérgicos, porque al ser termoestable resiste el calor y no se destruye en la cocción. Al igual que con otras alergias alimentarias, al picor de ojos, nariz y boca se suman las dificultades respiratorias. Incluso, en muchos casos, la alergia aparece al contacto con los vapores de la cocción, solo al oler el pescado mientras se está preparando. Esta alergia alimentaria puede desaparecer en los niños con el paso del tiempo, pero si se presenta en la edad adulta es más difícil de combatir. De ahí la necesidad de acudir a un alergólogo en Barcelona que pueda formular un tratamiento eficaz y hacer el debido seguimiento.

Frutos secos

Un cuerpo alérgico a los frutos secos liberará histamina, una sustancia química que causa dificultades respiratorias, resuello o respiración sibilante, opresión de garganta, tos e hinchazón en los ojos, entre otros síntomas. Incluso, una misma persona puede presentar diferentes reacciones alérgicas a diversos frutos secos. Para determinar los alérgenos particulares, la clínica de alergología Barcelona realizará las pruebas necesarias y recomendará el tratamiento más adecuado.

 

El test cutáneo y la analítica de sangre son las pruebas más comunes que nuestro alergólogo en Barcelona utilizará para averiguar exactamente cuál es la alergia alimentaria que sufre cada paciente. En algunos casos será necesario realizar una prueba de provocación, es decir, analizar bajo control médico las reacciones producidas tras la ingesta de un alimento. Si aún no tienes claro cuál es el ingrediente que te causa molestias o quieres saber cuál es el tratamiento más adecuado para tu caso, contacta con PB Clinical y recibirás una atención personalizada.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies