10 consejos de nuestra clínica de alergología en Barcelona para evitar la alergia al sol

Como siempre recordamos en nuestra clínica de alergología en Barcelona, hablar de alergia al sol significa enfrentarse a ciertas reacciones que los rayos solares provocan en la piel de algunas personas, especialmente, cuando se exponen a largos baños de sol en la época estival. Erupciones lumínicas, urticaria solar, engrosamiento de la piel o la extrema sensibilidad dérmica son algunos de los efectos que puede llegar a provocar la exposición a los rayos solares. Es necesario ser consciente de las alteraciones que nuestra piel puede padecer por una exposición prolongada al sol para evitar que aparezcan o se hagan recurrentes y, de este modo, disfrutar con seguridad de los muchos beneficios que nos aporta el contacto con una fuente de energía vital indiscutible.

A continuación te detallamos algunas recomendaciones para que las practiques antes exponerte al sol:

1. Evita el sol en las horas de mayor intensidad. La sombra es tu mejor aliada en estos casos, sobre todo, entre las 10 de la mañana y la 4 de la tarde. Si quieres lucir bronceado, empieza a tomar el sol de manera gradual para reducir sus efectos.

2. Utiliza ropa adecuada y, aunque parezca contradictorio, de colores más bien oscuros para evitar que los rayos ultravioletas traspasen con facilidad las telas más claras.

3. Practica el «sombrering» como método de defensa ante el poder solar. Los más adecuados son los de lona o tejidos sin orificios. Los de paja, por ejemplo, permiten que se cuelen rayos.

4. Protégete los ojos con unas gafas adecuadas para obstaculizar los potentes rayos solares. Aislarás tanto a los rayos UVA como a los UVB.

5. No olvides aplicarte un protector solar. Este es uno de los primeros consejos que nuestro alergólogo en Barcelona da cuando recibe una afección cutánea en la consulta. Él te aconsejará qué factor y tipo de sustancia va a necesitar tu piel ya que si tienes una piel reactiva seguramente no puedas aplicarte cualquier marca o producto.

6. Hidrátate de forma constante, bebe agua a temperatura ambiente y a intervalos cortos de tiempo.

7. Huye de los perfumes y cosméticos a la hora de contactar directamente con el sol. Sus componentes químicos y la radiación solar son una mala combinación y aumentan las reacciones alérgicas y sus consecuencias.

8. Consume alimentos ricos en antioxidantes como la vitamina E y C como los frutos secos, el aguacate o los cítricos para protegerte de los radicales libres que son especialmente nocivos en esta época y estimulan la aparición de las alergias que merman tu bienestar.

9. Practica deporte sin riesgo evitando las horas de mayor intensidad solar y atendiendo a los criterios de hidratación que hemos mencionado antes.

10. Si a pesar de estos consejos te das cuenta de que tu piel reacciona de forma extraña al tomar baños solares, lo primero que debes hacer es no seguir exponiéndola. Aunque existen remedios caseros para calmar la sobreexposición al sol que reducen el enrojecimiento y mitigan el picor (el vinagre o el aloe vera, por ejemplo), lo mejor es que te pongas en manos de profesionales. Pide cita en nuestra clínica de alergología en Barcelona para que te ayudemos a tratar tu alergia al sol, acondicionar tu piel y protegerte de los rayos durante este verano.

Déjate aconsejar por tu médico. Consulta con nuestro alergólogo y, sobre todo, más vale prevenir: sigue estas recomendaciones para que puedas disfrutar de tus vacaciones sin molestias. ¡Adelántate al sol! ¡Te esperamos!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies